El último mundial de Sudáfrica 2010 dejó muy buenas sensaciones para muchos fanáticos del futbol. Les quería enseñar lo que se respiraba más allá de esa pasión de multitudes que buscan la meta rival. Su lado más salvaje y peculiar. El verdadero terreno de juego... Sudáfrica. Lo pueden ver en el apartado "Fotografía".