Primera boda de 2016 y arrancamos por todo lo alto. Una pareja de franceses encontró en Mallorca el lugar idílico para unir sus almas. Una boda con clase y mucho estilo en la Finca de Son Berga, donde la Serra de la Tramuntana decoraba el paisaje imponente. El catering cuidadosamente seleccionado por parte de Amida. Exquisito, como siempre. Junto a los fotógrafos Pere&Marga, no fue difícil encontrar rincones y encuadres cálidos para trabajar.

Podrán ver el trailer en el apartado de "Bodas"